Vuelta a Inventos e invenciones 

 Televisión e Internet

 

 




 

 

:: 22 de noviembre de 2008

A pesar que desde las diferentes cadenas de televisión se hace promoción de determinadas páginas web y de que ellas mismas poseen sitios en Internet, también de vez en cuando desde la tele se hacen severas críticas a los contenidos de la red de redes.

Uno de los grandes reproches es que Internet no respeta la intimidad de los ciudadanos, cosa que es verdad en muchos casos. Sin embargo la tele lleva años y años grabando a gente sin su consentimiento. Cuando realizan un reportaje sobre las playas nudistas no creo que hayan pedido permiso a todos los bañistas que aparacen por pantalla. Según determinados profesionales del medio, la televisión tiene derecho a hacerlo porque está informando e Internet no lo tiene porque se está recreando. Todos sabemos que el valor informativo de imágnes como ésas es extraordinariamente alto.

Otros, pensando en los que nunca se han conectado a Internet, intentan hacer creer que el medio está lleno de salidos y de descerebrados. A pesar de que también hay que reconocer que tienen parte de razón, lo cierto es que Internet es un grandísimo invento en el que se puede encontrar información sobre prácticamente todo, motivo por el cual habría que recomendar su uso a todo el mundo.

También los hay que parece que estén molestos porque en Internet hay mucha gente opinando sobre política y quejándose por muchos temas olvidados por las televisiones y otros medios de comunicación. Eso de que un muerto de hambre tenga un blog o escriba su opinión en un foro parece fastidiar a más de un sabihondo, acostumbrado a que los medios de comunicación estén monopolizados por tipos asquerosamente ricos.

Sin embargo, lo que más preocupa a las cadenas televisivas es que Internet les quita audiencia. Los adolescentes que se pasan toda la tarde pegados al ordenador ven muy poco la tele. Si se pudiera conseguir que los padres les quitaran ese feo vicio cibernáutico, las televisiones podrían volver a ganarlos como fieles televidentes. Por eso es bueno, pensará alguno, criticar de vez en cuando ese antro de perversión llamado Internet.


 
 

    www.lisadamus.com